Tu Piel

Tu Piel

 

La piel es uno de los órganos más grandes del cuerpo, tanto en superficie como en peso. La piel es el órgano más extenso, en los adultos cubre cerca de 2 m2 y pesa entre 3 y 5 Kg. Su grosor oscila entre 0,5mm (como en el párpado) y 4mm (como en el talón), dependiendo de su localización. Es la cubierta exterior del organismo y funciona de forma permanente, no sólo protegiéndolo, sino cumpliendo otras importantes funciones.

 

FUNCIONES

1. Regulación de la temperatura corporal: a través del sudor.

2. Protección: barrera física frente a radiación, microorganismos…

3. Sensibilidad: contiene abundantes terminaciones nerviosas.

4. Excreción: el sudor excreta además de agua, sales y compuestos orgánicos.

5. Inmunidad: algunas células de la epidermis son componentes del sistema inmune.

6. Reservorio de sangre: la dermis alberga una amplia red de vasos sanguíneos en los que se encuentra entre el 8% y el 10% de la sangre total del adulto en reposo.

7. Síntesis de vitamina D: se inicia con la activación, por parte de los rayos UV de la luz solar, de una molécula precursora existente en la piel.

 

Aunque una de las principales funciones de la piel sea la de constituir una barrera física frente agresiones externas, la piel no es una cubierta impermeable, sino que se considera que es una membrana semipermeable, ya que deja salir sustancias al exterior (sudor, sebo…) y también es capaz de absorber sustancias a su través.

 

 

ESTRUCTURA DE LA PIEL

La piel es la capa que recubre el cuerpo humano. Es muy resistente y lo suficientemente elástica para que el cuerpo pueda adoptar numerosas posiciones. Para conseguir este efecto, así como llevar el resto de funciones que le son propias,  la piel esta dividida es tres capas diferentes: la epidermis, la dermis y la hipodermis.

 

· EPIDERMIS: porción más externa formada por epitelio. Se comporta como barrera semi-permeable. Se regenera cada 2 meses, y su función es evitar la desecación de la piel, así como de protegernos de la radiación solar.

· DERMIS: capa más gruesa e interna formada por tejido conjuntivo. Es donde se implantan los anejos cutáneos (pelos, glándulas sebáceas, glándulas sudoríparas...). Está atravesada por vasos y nervios. En ella se sintetiza el colágeno y es el lugar dónde se acumulan los depósitos de grasa.

· HIPODERMIS (o CAPA SUBCUTÁNEA): constituida por tejido conjuntivo laxo areolar y adiposo. Las fibras de la dermis se extienden hasta la profundidad del tejido subcutáneo al que anclan la piel. A su vez, la capa subcutánea se une a los tejidos y órganos subyacentes. Proporciona amortiguación y asilamiento térmico y se distribuye de forma diferente en el hombre y en la mujer.

 

PIEL.jpg